¿Depresión de fin de año?

¿Navidad con depresión?. Esta época navideña a veces puede ser muy deprimente. Solemos pensar muchas cosas sobre cómo nos fue en el año, propósitos sin cumplir. También en qué estado nos encontramos, cómo estamos en nuestra vida, qué pasa a nuestro alrededor, etc.

Todo puede ser tan abrumador y preocupante que nos puede llevar a la depresión de fin de año. Esta depresión es una condición sumamente real y que rodea a una gran cantidad de personas por todo el mundo.   

Normalmente esta época es de felicidad, como estamos acostumbrados a ver en muchos lados. Como en medios u otras familias, pero en realidad el fin de año puede traer el efecto opuesto. Con presiones familiares, personales, laborales y un sentimiento de soledad que, por más que lo queramos evitar, nos rodea, como una nube negra.

¿Cómo te sientes?

Así que si te sientes de esa manera y cada vez más se te van acumulando las presiones, no esperes hasta que explotes en la cena de Navidad. Entre tantos factores que pueden alterarnos, entristecernos o deprimirnos, te recomendamos hacer un ejercicio de introspección para sentirte mejor.

  Por ejemplo, muchas personas se sienten mal al final de año porque hacen un recuento de todo lo que querían hacer y no se pudo cumplir o hacer, por lo que sea. Entonces, en lugar de darte de topes en la cabeza y pensar en el hubiera o darle mil vueltas al asunto, mejor ¡concéntrate en tus bendiciones!.

En lugar de concentrarte en todo lo que crees que te hace falta, mejor piensa en las cosas bonitas que tienes a tu alrededor. Enfócate en la abundancia y alegrías que has tenido.

Visita nuestro canal

¿Si hay depresión, Cuáles son las expectativas?

Otro punto a considerar para esta temporada de fiestas es que debes desechar tus expectativas. No esperes nada de la gente, por más cercana que sea a tu vida. Aprende y asume que nadie te debe nada, ni tus papás, tus hijos, tu pareja, tu familia, tus amigos, etc. Esto es cuestión tuya y de nadie más.   

No es el propósito ni objetivo de nadie más hacer que te la pases genial en tus fiestas, es solamente tuyo ¡Asúmelo! Estamos en este mundo para amar, y sentir amor, sin condiciones. Tú debes emanar ese amor propio y compartir siempre tu buena energía, pero no esperes nada a cambio. Sé tu propia luz.

Si sientes que llegas a una depresión o pensamientos negativos, no temas pedir ayuda. Sea un amigo, familiar, pareja o un profesional como un terapeuta o psicólogo, si sientes que necesitas apoyo o consejos, que no te dé miedo en preguntar o acudir a alguien más. Tú debes mejorar por tu cuenta, pero no por eso tienes que hacerlo solo.

No olvides también tu lado espiritual o religioso. Mucha gente habla del verdadero significado de estas fechas y puedes apoyarte en la oración o en el acercamiento a su religión para encontrar apoyo y consuelo. 

  Te toca a ti encontrar la luz, las bendiciones y el lado positivo de estas fechas. Haz tu propia magia y mira hacia adelante, con la sonrisa y felicidad que te mereces.            

¡Felices Fiestas!