5 Tips para aumentar tu conexión con el universo

Hoy en día atravesamos por una avalancha de innovación gracias a la tecnología moderna, esta modernidad ha traído muchas cosas positivas sin embargo tanto la tecnología como los equipos son algo culpables por disminuir esa conexión tanto con la naturaleza como con el universo que nos rodea.

Por lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Cómo podemos ponernos a tono con los astros que nos rodean?, claramente no dejaremos de hacer uso de la tecnología de hoy en día sin embargo podemos aumentar nuestra conexión con el universo si deseas aprender a vivir con mayor contacto con la naturaleza y así sentir más felicidad real, estos tips que te presento a continuación te pueden ayudar a eso:

1 Tips para conectar con el Universo

Nivelate con las fases de la luna

Adquiere un calendario lunar y vigila las fases. La luna nueva, por ejemplo, es el periodo propicio para formular planes y la luna llena para ponerlos en acción. La luna en fase balsámica es ideal para pasar tiempo pensando y descansando.

2 Tips para conectar con el Universo

 Alinea tu energía con la del sol

Moldea tu comportamiento al signo en el que el sol se encuentre. Es decir, cuando el sol está en Aries, sé audaz y aumenta tu confianza personal para incrementar tu éxito. Una vez que pase a Tauro, rodéate de cosas finas y hermosas o tal vez prueba una actividad artística.

3 Tips para conectar con el Universo

Invita a una estrella a formar parte de tus meditaciones

Escoge una estrella que te encante, ya sea por su nombre, su color o su significado dentro de la astrología e introdúcela dentro de tu práctica de oraciones o mantras. Por ejemplo, si tu signo es Escorpión, esa estrella podrías ser tu regente Plutón.

4 Tips

Pasa más tiempo al aire libre

Salir a caminar al parque, a la playa si es que vives cerca de una, o ir a acampar, son actividades que te nivelan con los ciclos naturales que te rodean.

Youtube
Visita nuestro canal de Youtube

5 Tips

Alinea tus metas con las estaciones del año

Plantea metas específicas que estén acorde a cada estación del año, no sólo al comienzo de cada año. Si tu meta es ponerte en forma, sal a caminar durante el verano o haz ejercicios al aire libre. En el invierno, inscríbete a un estudio de yoga u otra doctrina que te ayude a mantenerte en forma durante la temporada de frío.